Vasos precipitados

Mira cuales son los mejores vasos precipitados de este año

Al momento de comprar productos de laboratorio es importante conocer las diferentes marcas y modelos, y que te ofrecen; para que de esta manera puedes elegir cual es el mejor para ti y tu trabajo. En utensiliosde.com podrás ver las valoraciones y conclusiones que hacemos por ti referente a los mejores vasos precipitados del mercado; conoce las características y cualidades de cada producto de amazon.es. Arma tu laboratorio desde casa.

Comparativa de los mejores vasos precipitados del año

Sabemos que, como todo, hay diferentes productos que se pueden adquirir en el mercado; y no todos presentan la misma calidad o las mismas características, existen distinciones entre las cualidades de un mismo producto en diferentes marcas. Entonces es necesario conocer el producto para saber si es lo que estamos buscando. A continuación vas a poder visualizar los mejores vasos precipitados, teniendo como referencia su costo y su valoración desde la página de amazon.es, reconoce tu producto de laboratorio ideal.

Vaso precipitado MYAMIA 4 piezas

Es un set entero de 4 vasos precipitados con diferentes medidas (es decir trae 4 piezas); dichos instrumentos pertenecen a la marca MYAMIA y están fabricados en vidrio de borosilicato; cada vaso tiene su capacidad, el más grande es de 50 ml, le sigue uno de 25 ml, después el de 10 ml y por último, el más pequeño, de 5 ml; cada uno de ellos están debidamente graduados y poseen pico o boca para verter los contenidos. Si tuviéramos que definir la forma de cada uno, tendríamos que decir que cada uno goza de una estructura cilíndrica con una base baja.

Ventajas del vaso precipitado MYAMIA 4 piezas

  • Material de buena calidad, muy resistente y perdurable en el tiempo
  • Las 4 piezas se están graduadas
  • Diferentes medidas de capacidad 
  • Soporta los choques térmicos 

Desventajas del vaso precipitado MYAMIA 4 piezas

  • Requieren cuidado especial para evitar golpes físicos
  • Susceptibles a los golpes físicos 

Conclusión del vaso precipitado MYAMIA 4 piezas

Es ideal para tu laboratorio o experimentos, ya sea a nivel profesional o personal. Son de excelente calidad y además, por un precio muy cómodo puedes llevar 4 de ellos con diferentes medidas, tanto de capacidad como de diámetro y altura. No pienses más, no dejes pasar esta gran oportunidad de compra. Puedes ver las opiniones de los demás usuarios haciendo clic sobre el siguiente botón:

Vaso de precipitados de vidrio FLAMEER

Proviene de la marca de instrumentos químicos y de laboratorio FLAMEER, cuenta con una capacidad de almacenamiento y de medición de 50 ml (se encuentra graduado). Su material de fabricación es vidrio de borosilicato. Este vaso precipitado tiene un pico o boquilla por el cual descienden los líquidos o cualquier otro contenido que se encuentre en su interior, con el objetivo de facilitar pasar una muestra a otro recipiente. Es de color claro y tiene una forma alargada.

Ventajas del vaso de precipitados de vidrio FLAMEER

  • Altamente resistente a sustancias corrosivas, especialmente a los ácidos. 
  • Maneja cepas de temperaturas de 520 grados Celsius 

Desventajas del vaso de precipitados de vidrio FLAMEER

  • Susceptible a golpes y choques físicos 

Conclusión del vaso de precipitados de vidrio FLAMEER

Instrumento necesario para realizar experimentos y demás estudios. Resiste ácidos y otras sustancias potencialmente dañinas; además posee un margen de altas temperaturas amplio. Llévalo por un precio muy accesible y comienza hoy mismo a organizar tu laboratorio. De cualquier manera, puedes conocer las opiniones de los demás usuarios a través del siguiente botón:

Taza medidora plástica con mango UPKOCH

El instrumento que vamos a describir, es esencialmente para el uso en la cocina, sin embargo es un vaso precipitado pero de plástico, específicamente cloruro de polivinilo (PVC). En el set vienen 3 piezas de distintas medidas, tenemos de 250 ml, 500 ml y 1000 ml. La taza medidora con mango de la marca UPKOCH, estructuralmente coincide con las características de un vaso precipitado estándar; con la diferencia que este será empleado para hornear, preparar mezclas, medir líquidos o sólidos como el aceite y la harina. De cualquier manera también puede ser usado en áreas como laboratorios o estudios de arte.

No todo son experimentos químicos, también la cocina hace uso de estos instrumentos (aunque los chefs son considerandos científicos gastronómicos y la cocina es considerada como una ciencia experimental, en resumen podemos decir que en efecto, todo lo relacionado a la preparación de las comidas es una mezcla entre arte, precisión y experimentos deliciosos).

Ventajas de la taza medidora plástica con mango UPKOCH

  • Material de buena calidad 
  • Son muy fáciles de lavar y limpiar 
  • Tienen una vida útil larga, pueden ser usados una y otra vez 
  • Graduaciones claras 
  • Muy livianos al momento de transportarlos 
  • Pueden ser usados tanto en ámbitos laborales (laboratorio) como en ámbitos domésticos 

Desventajas de la taza medidora plástica con mango UPKOCH

  • Reducción de ciertas funciones que incluyen altas temperaturas 

Conclusión de la taza medidora plástica con mango UPKOCH

Al momento de comprar vasos precipitados de plástico, sea para tu laboratorio, tu cocina o tu estudio de arte, el paquete de tazas medidoras plásticas con mango de la marca UPKOCH son una excelente opción para ti; gracias a todas sus ventajas y a su increíble, no deberías dejar pasar esta oportunidad de compra.

¿Cuál es el mejor vaso precipitado de este 2020?

Los vasos precipitados son un elemento muy esencial en los laboratorios. Es un instrumento que se utiliza en el ámbito científico para poder medir sustancias, pues cuenta con un marcador de medidas; además de esto también se implementa para otras tareas como preparar soluciones, calentar soluciones y traspasarlas a otros recipientes. Como puedes notar, el vaso precipitado es indiscutiblemente necesario a la hora de realizar cualquier experimento o proceso químico. Más abajo podrás leer y conocer algunos aspectos de los vasos precipitados que se encuentran disponibles en Amazon.

¿Qué es un vaso precipitado?

De manera clara, un vaso precipitado es un instrumento de laboratorio, un elemento con forma de cilindro y con una base o fondo completamente plano, que tiene diferentes funciones entre ellas hacer el traslado de soluciones o elementos químicos a otros recipientes, preparar soluciones por medio de la mezcla, cambiar la temperatura de dichas soluciones a través del calentado y, medir cualquier elemento o sustancia, tomando en cuenta que viene con medidas grabadas.

Por supuesto, el cambio de temperatura se puede llevar a cabo si el instrumento es de vidrio, porque en caso de ser de plástico no podría ser expuesto a altas temperaturas, tomando en cuenta que el material de fabricación no soportaría un cambio de temperatura tan drástico y eventualmente se dañaría. En caso que, el vaso precipitado sea de vidrio, el material más común es el borosilicato; aunque también se conocen de metal y de plásticos especiales.

Y es que, para su uso en el laboratorio, tienen que ser elementos especializados, pues el objetivo de los mismos es albergar sustancias químicas que bien pudieran ser corrosivas o muy fuertes, por lo tanto requieren de recipientes (en este caso de los vasos precipitados) que soporten y sean inmunes a daños colaterales a causa de este factor. Así como pueden ser de diferentes materiales, también pueden presentar diferentes capacidades de almacenamiento, existen vasos precipitados que van desde los 100 ml hasta algunos litros.

Tipos de vasos precipitados

En el laboratorio se emplean tres tipos de vasos precipitados, denominados tipos A, tipos B y tipos C; cada uno con particularidades que los distinguen y que les otorgan ciertas funciones. A continuación describiremos los tipos de ellos:

Tipo A

Los vasos precipitados de tipo A son los designados para el diseño preestablecido de Griffin, este modelo es el más común entre ellos. Su estructura es siempre igual, un cilindro de altura baja pero con un diámetro mucho más amplio, en su borde superior posee un pico o boquilla destinada a verter más fácilmente el contenido de su interior a otros recipientes.

Tipo B

También conocidos como vasos Berzelius. Dichos vasos tienen una estructura alargada, es decir, son altos; aunque su diámetro es bastante menor a su altura. Lo que ocurre aquí es el caso contrario con el tipo A. Este tipo de instrumento no siempre cuenta con pico o boquilla, esta características es simplemente un comodín. El uso de los tipo B está dirigido más hacia la contención de electrodos y para la realización de titulaciones.

Tipo C

Estructuralmente son planos, tienen una forma curiosa considerando que hacen las veces de una olla llana; es importante mencionar que este tipo de vasos precipitados carecen de escala graduada en la mayoría de las ocasiones. Los puedes encontrar bajo el nombre de cristalizadores, pues tienen como función cristalizar compuestos a raíz de las disoluciones; de la misma manera también funcionan como recipientes para calentar a su vez otros recipientes o frascos, esto se conoce como “baño María”.

Características de los vasos precipitados

  • La gran mayoría de los vasos precipitados están graduados.
  • Aunque se encuentran graduados, esta medición muchas veces suele ser inexacta ¿Por qué? Pues esto ocurre a causa de su forma, de cilindro con base plana, debido a que no detecta pequeños cambios de cantidad o temperatura, entonces pasan inadvertidas. En fin, es mejor medir cantidades con otros instrumentos, a menos que la cantidad no tenga que ser exacta.
  • También, la constante exposición a altas temperaturas y a cambios bruscos de las mismas (pasar muy rápidamente de calor a frío viceversa), produce en el vaso precipitado que se desgradue, por lo tanto arrojará resultados de medidas equivocadas.
  • Sus materiales de fabricación más usados y más comunes son el vidrio de borosilicato, el metal como el acero inoxidable y el aluminio, además del plástico como el polipropileno y el polietileno.
  • Los vasos precipitados tienen diferentes funciones, pero muy especialmente requieren tener la capacidad de almacenar y aguantar sustancias químicas, líquidos y gases.